El cheat meal

En este apartado os voy a mostrar qué es el cheat meal y nuestra recomendación

¿Qué es el cheat meal?

Primero vamos a hablar sobre qué es el cheat meal, según la definición es toda aquella comida que no tienes pautada en tu dieta actual y que provoca un placer en la persona, es decir, se trata de una comida que se sale de tu dieta, bien sea por que la tomes en mayor cantidad, o porque tenga azúcar o esté frito, etc.

¿Por qué nosotros no hacemos cheat meal?

Nosotros no hacemos cheat meal, cuando nos iniciamos en este mundillo si lo hacíamos, normalmente los sábados tomábamos pizza, hamburguesas o lo que fuese de comida basura con varios postres después.

Comiamos hasta que nos dolía la barriga, al principio lo llevábamos bien, pero luego empezó a hacerse dura la espera, se nos hacía eterno esperar al sábado para poder disfrutar de esa comida.

Nuestras dietas era un tanto restrictivas y pasábamos mucha ansiedad a lo largo de la semana.

Normalmente, para contrarrestar el exceso de agua y no desviarnos mucho de nuestro objetivo, hacíamos una descarga de hidratos al día siguiente, lo que nos sabía como un castigo por habernos pasado el día anterior.

Al final lo que se suponía que era una recompensa por haberlo hecho bien durante toda la semana, que es el objetivo del cheat meal, resultaba ser un castigo, con dolor de tripa y resaca incluido.

Además si no nos apetecía algo en  particular comíamos cualquier tipo de comida basura por el simple hecho de saltarnos la dieta.

Después de mucho tiempo sufriendo y viendo que no parábamos de darnos atracones decidimos dejar de destinar una día a la semana al cheat meal y dejar de hacerlo.

Simplemente si un viernes nos apetecía helado nos lo tomábamos y  si un sábado no se nos antojaba nada de cenar simplemente comíamos lo que otros días.

Por otro lado, cambiamos nuestra alimentación y la hicimos más flexible, para evitar esa ansiedad con tantas restricciones.

Sinceramente desde que lo hacemos así se acabaron los dolores de tripa, volvemos a tener antojos y no llegamos desesperados al fin de semana solo por comer guarrerias.

En nuestra opinión, es bueno salirse de lo habitual pero no tenéis porque destinar un día específico a ello.  

Hacerlo cuando se os antoje y disfrutarlo, no penséis que por comeros un bollo un martes vais a desviaros de vuestro objetivo, igual que una ensalada no te hace adelgazar un bollo no te hace engordar, además cuando veáis que no hay alimentos prohibidos no sentiréis esa ansiedad por tomarlos.